La decoración que enamora en San Valentín

Se aproxima la fecha más señalada del mes de febrero, el Día de San Valentín o de los Enamorados. Justo el motivo perfecto para que tiendas como la tuya se animen a sacarle el máximo partido y puedan incrementar las ventas. Por eso, es fundamental planificar la decoración para acondicionar el local y tenerlo todo perfecto el 14 de febrero.


Y para que empieces a inspirarte, hemos preparado algunos consejos básicos:

1.- Apuesta por el rojo

Aunque sea algo obvio, el color rojo tiene que estar muy presente. Todo tiene que ver con la psicología del color, porque si no lo sabías el rojo se asocia a la pasión, energía, afectividad y, por supuesto, al amor.
Aunque también los tonos rosados y el blanco/negro combinan a la perfección para dar ese toque romántico y elegante.

2.- Escaparate temático

Lo primero que verán tus clientes potenciales será tu escaparate, por lo que es clave para invitarles a entrar y descubran todo lo que le tienes preparado en el interior. Es decir, tienes que darle razones por las que deben entrar.
Esta festividad es tan llamativa por la temática romántica que con detalles rojos y con corazones, seguro que las personas se fijan en toda la decoración. Y no hace falta invertir mucho, con vinilo adhesivo o globos en forma de corazón será suficiente para crear un ambiente lleno de amor.


3.- El corazón como protagonista

No puede faltar la decoración a través de globos, guirnaldas, maderas, vinilos adhesivos, expositores… Eso sí, ¡en forma de corazón! Porque si aún no te habías dado cuenta, el corazón es el verdadero protagonista de la festividad.


4.- Mensajes de puro amor

El romanticismo no puede faltar y qué mejor que expresarlo con mensajes románticos. Ya sea en el escaparate o en el interior.


5.- Zona interactiva

Y si eres de los que está activo por redes sociales y quiere generar actividad entre tu comunidad virtual, puedes dedicarle un trocito de tienda a un photocall donde tus clientes puedan tomarse una foto para compartirla bajo el hashtag de tu empresa. Además, no solo se consigue difusión, sino que la experiencia del cliente se ve diferenciada.

En definitiva, la decoración es clave para ambientar, pero nunca te olvides de que tus productos son los verdaderos protagonistas.

¡Ahora sí! ¡Ha llegado el momento de que lo pongas en práctica!